miércoles, 2 de enero de 2008

2ª Fecha: Vélez 2 - Gimnasia y Tiro 1

Como seguramente lo comente antes, la idea era subir las notas en las que recopilo crónicas de los partidos los días en los cuales se jugaron esos encuentros. Pero como sé que mañana voy a estar muy ocupado, subo toda la información hoy… un día antes al 1 de septiembre, día en el que en 1997 Gimnasia visitaba Liniers y, por desgracia, volvía con las manos vacías…
El Albo venía de derrotar a Newell´s por primera vez en la historia y buscaba romper la igualdad que mantenía en el historial con Vélez, ya que se habían enfrentado en 4 oportunidades. Los salteños habían vencido en una ocasión (3 goles marcados), al igual que los de Capital Federal (6 tantos) y empataron en los restantes dos juegos.
Antes de entrar en lo que fue el partido en sí, hay que destacar dos cosas. En el banco de Vélez debutaba como técnico Marcelo Bielsa y en Gimnasia debutaban tres de las nuevas incorporaciones: Darío Scotto, Darío Ortiz y Marcos Barlatay. Otro dato: En la primera fecha, Vélez fue dirigido por Julio César Falcioni... una vez que asumió el Loco en la semana, el ex arquero volvió a entrenar las inferiores del Fortín.
El encuentro fue el cuarto que dirigió en su carrera Claudio Martín. Hasta aquel momento, el juez había amonestado a 15 jugadores, expulsó a uno y sancionó 2 penales.
Aquel primero de septiembre -promediando las 15.30- en Liniers, Gimnasia y Tiro sumaba un capitulo más en su novela con el fin de sumar la mayor cantidad de puntos para mantener la categoría.
El encuentro comenzó muy mal para los salteños, debido a que en los primeros 15 minutos Vélez fue una topadora y no le dejó al Albo tocar la pelota como para rematar y exigir a José Luis Chilavert. El local hizo sentir la localía al comienzo del encuentro y sólo tardó tres minutos en ponerse en ventaja en el marcador. Tras un tiro de esquina, Bassedas remató y Camps desvió el balón para dejar estéril el intento de Manchado y poner el 1 a 0.
Inmediatamente después de lograr la diferencia Vélez se adueñó de la pelota y tocó constantemente con sus cuatro defensores (Zandoná, Sotomayor, Pellegrino y Cardozo). Gimnasia se paró de contra, mientras los dirigidos por Bielsa buscaban constantemente espacios ante una defensa muy cerrada de la visita.
La estrategia de Rezza tuvo sus frutos cuando en un contragolpe, Scotto empezó a meterse a los salteños en el bolsillo logrando la igualdad en el marcador. El remate desde media distancia hizo contacto con la red de Chilavert y, desde ese momento, el partido se emparejó hasta el entretiempo.
En el complemento, Vélez volvió a ser el de los primeros minutos y controló el juego. De todas formas la defensa del Albo jugó un buen partido aquella tarde, aunque estuvo floja a la hora de defender en las pelotas paradas, un fuerte en el juego de Bielsa.
Justamente, por ese camino llegó la victoria del local recién a 8 minutos del final. Pellegrino se encargó de poner de cabeza el 2 a 1 definitivo que sellaba la derrota millonaria en su segundo juego de la temporada.
Aquel primero de septiembre, Gimnasia y Tiro por poco se robo un punto de Liniers. Olé calificó con un 5 a aquel juego, mientras que el adjetivo que uso El Gráfico fue: "intenso". Para el matutino, Martín mereció un 4: "Dirigió desde lejos y se equivocó al no cobrar un penal de Dopazo a Asad", fundamentó Olé.