miércoles, 2 de enero de 2008

Primera fecha: Gimnasia 2 - Newell´s 0

Tuvieron que pasar tres años para que un club de primera volviera a pisar suelo salteño. Tras el ascenso logrado en Córdoba, los de Rezza comenzaban un nuevo torneo con el difícil objetivo de mantener la categoría. Hubo incorporaciones, pero aún así no se alejaba el dolor por la transferencia del último goleador del club: Luis Rueda.
La esperada cita estaba fijada para el 24 de agosto. Ese día se enfrentaron Newell´s y Gimnasia y Tiro en el Gigante del Norte ante 22 mil personas, que con ansias, esperaron el encuentro que luego se disputaría a las 16 horas de aquel domingo.
El árbitro del encuentro fue Anibal Hay, que nunca había dirigido a Gimnasia y Tiro, pero ya lo había hecho con los rosarinos en tres ocasiones (un empate, una derrota y una victoria). Lo cierto es que hubo que esperar tres años para que el Albo pudiera quebrar la racha negra ante la Lepra. Resulta que en el historial se habían enfrentado en 6 ocasiones. Gimnasia no había ganado nunca y sólo había anotado dos goles, mientas que Newell´s había logrado 5 victorias (anotando 13 tantos). El restante juego lo empataron.
El resultado final fue 2 a 0 a favor de los salteños, pero antes hubo un partido que hay que contar. Los locales presionaron durante los primeros minutos de juego y fue Castilla el encargado de mandar el centro que no podría aprovechar Iturrieta para poner el 1 a 0. En ese momento Gimnasia avisaba. Con razón, ya que sobre el final, a los 45 minutos, Samuel toca la pelota con la mano y Hay sanciona penal. Miguel Ibáñez sería el encargado de poner arriba en el marcador a los salteños. Con ese marcador, ambos equipos se fueron al descanso.
Según la crónica de Mario Guiñez, de Olé, el complemento fue para el Albo: “En el segundo tiempo se vio lo mejor de Gimnasia. Fue práctico, ordenado y administró con criterio la pelota”.
Si bien el Millonario no se quedó atrás, con el correr de los minutos Newell´s se hizo respetar a través de un par de disparos de Quintana que por poco logran la igualdad en el juego. La Lepra intentó, pero Gimnasia volvió a golpear y esta vez sellaría el resultado. Iturrieta, a los 19, puso el 2 a 0 final.
Para El Gráfico fue un encuentro “regular” y sostuvo una versión diferente a la de Olé con respecto al culpable del penal. “El partido por momentos fue anodino (…) Una ingenua mano de Duscher le otorgó el penal con el que se puso en ventaja (habla de Gimnasia) y, más tarde, un cabezazo que parecía fácil para Cejas le permitió a los salteños asegurarse el triunfo”.
En fin, el regreso de Gimnasia y Tiro a primera fue como lo soñó su público, con una victoria. Es más, así lo reflejó la revista Sólo Futbol…