miércoles, 2 de enero de 2008

Rueda: “La idea es quedarme a vivir en Salta, retirarme acá y seguir muy ligado a Gimnasia y Tiro”

Con 25 años se compró a casi toda una provincia. No era millonario, sino goleador. Sus tantos fueron pilares sin duda alguna del ascenso a primera de Gimnasia y Tiro en 1997. En aquella temporada Luis Rueda anotó 22 tantos en 42 encuentros jugados, una marca excelente teniendo en cuenta cómo llegó el futbolista al club salteño.
En tan sólo un año, aquel joven mendocino pasó de jugar el humilde Argentino “B” defendiendo los colores de San Martín del Monte Comán a que los diarios hablaran de su posible incorporación a River Plate, gracias a las tratativas de su entonces nuevo representante Gustavo Mascardi, que había comparado su pase en 750 mil dólares.
Luego de 10 años, Rueda vuelve a Salta, pero esta vez no lo hace por días ni por meses; lo hace para siempre, según sostiene. Sucede que el ídolo del Albo tiene en mente colgar los botines en el club que lo catapultó en su carrera y seguir ligado a la entidad ya sea desde el banco o desde las oficinas. No importa desde dónde, para el delantero el fin será siempre el mismo: devolverle al club salteño el lugar que perdió en el fútbol argentino.
“Yo a la parte mala no la he vivido en Gimnasia y Tiro. Siempre que vengo a la cancha espero ver a toda esa gente que aquellos días alentaba desde las tribunas. El mensaje para la el hincha es ese, que entienda que entre todos se puede llegar a conseguir algo bueno, que confíen en este cuerpo técnico y en este grupo de jugadores que se ha armado, porque creo que es un grupo muy importante para la categoría. Ojala que tengamos la suerte que hay que tener en estos torneos para lograr el ascenso”, sostiene Rueda.

¿Cuánto significa para vos Salvador Ragusa, el técnico que te trajo a Gimnasia y Tiro?
Mucho, obviamente. Pasa que yo en ese momento jugaba en Mendoza y era más conocido a nivel local. Era mi primera experiencia en el Nacional B y fue completamente exitosa. El mérito de él es muchísimo, porque nos rescató a mí y a (Jorge) Cervera. Él miraba mucho los partidos de ascenso y confió en nosotros cuando en ese momento se nombraba a otros delanteros de renombre. Pero como ellos no llegaron, en ese hueco que hubo jugué los primeros partidos y luego me supe hacer un lugar.






Cuando Ricardo Rezza llega al club en 1997, sostiene que él te tenía en sus planes a comienzo de temporada, pero Ragusa te había sacado de sus planes. ¿Cuánto significó para vos ese apoyo que te demostró él desde un comienzo?
Mucho, porque además fue él quien culminó todo lo que se había empezado. Es una persona muy estupenda, aparte y creo que tenemos una relación muy buena. Significó mucho para Gimnasia y Tiro también, porque él ya les había dado un ascenso. Llegó con la obligación de volver a subir y lo logró. Bueno, con el correr de los partidos sucedieron muchas cosas que hicieron que el club volviera a primera por segunda vez en su historia. Para mí también fue una temporada imborrable.




¿Cómo recordas tu llegada a Gimnasia y Tiro?
Fue totalmente hermosa, en otras circunstancias, y terminó todo con un ascenso. Entonces, el recuerdo es imborrable. Ahora el club está en otras condiciones y tiene otras pretensiones. Las cosas cambian y la realidad te marca hoy que necesita más que nunca de la gente que lo quiera.




¿Cómo viviste la serie final ante Talleres en Córdoba por el ascenso?
Sin dudas recuerdo el viaje a esa provincia y las dos semanas imborrables porque se fue con el objetivo de ganar y ascender de visitante, ante un rival que tenía mucha trayectoria y en un estadio olímpico que estaba también repleto. Hubo un marco hermoso y fue como jugar una final de primera división. Se vivió bien. Por suerte llegamos a los penales. En fin, se consiguió el ascenso con ese plus de emoción que te dan los penales. Fue todo muy positivo.




¿Seguís teniendo contacto con ex compañeros de aquel plantel?
Sí, con Cervera, con Maximiliano Kadijevic, con Sergio Plaza, con quien nos hemos encontrado y hemos sido rivales. Bueno, con la mayoría de los por entonces jóvenes. Pero con aquellos que ya eran grandes, perdí el contacto, porque siguieron como dos años más y se retiraron. Con la mayoría nos hemos encontrado en canchas o por la calle. Lo que tenemos en común es haber vivido ese momento bueno y haber quedado de muy buenos amigos.







Luego de 10 años volves a Gimnasia y Tiro, ¿cómo encontras al club?
Lo encuentro en una situación que no es la ideal, sin dudas. El club ha perdido mucho de lo que tenía y había logrado con mucho esfuerzo. En este momento, en el Argentino B la idea es un poco recuperar todo lo perdido. Se empezó a trabajar con seriedad y con jugadores importantes. Bueno, ojala que el club comience a despegar y, sobre todo, que frene la caída tan mala que venía sufriendo. Mi presencia acá tiene que ver mucho con esto.







Entonces, está más que claro que el objetivo a largo plazo es volver a ubicar a Gimnasia y Tiro en el lugar al que pertenecía.
Sí, esa es la idea. Ojala que el esfuerzo de la gente que está en el club y de la gente que está apoyando sirva. También del cuerpo técnico y de los jugadores. Esperamos también que la gente se entusiasme, se contagie y entre todos hagamos un esfuerzo máximo para recuperar un poco lo perdido.






Obviamente hubo cambios en vos en estos 10 años que pasaron, cuales son los principales de este Rueda que llega al club.
Sin duda alguna el camino recorrido. La cantidad de partidos que he jugado afuera, en primera división, haber jugado Copas Libertadores y el haber tenido roce internacional que antes no lo tenía. Sin dudas soy un jugador más completo, que obviamente es muy diferente en lo físico, por la cantidad de partidos y por la edad. Llego con la experiencia necesaria para afrontar cosas serias.




¿Tu llegada al club esta ligada a tu retiro?
Sí, sin dudas. Es así. Ya me radico en la provincia y la idea es quedarme a vivir en Salta, retirarme acá y seguir muy ligado a Gimnasia, como para devolver un poco toda esa alegría que me dieron.






¿Pensas seguir ligado al club como director técnico o como directivo?
Quiero seguir ligado al club. En un principio lo hago como jugador y, sin duda alguna, después las puertas van a quedar abiertas para todo…




¿Que le dirías a la gente de Gimnasia?
Que apoyen al club ahora, más que nunca. Que los hinchas que están enojados con la dirigencia, con el equipo y que tiene la camiseta guardada, que la saque; que se la ponga y que venga a alentar a la cancha y así apoyarnos para poder conseguir el ascenso.


Fotos: Rodrigo Spiess