martes, 23 de diciembre de 2008

TUVIERON QUE PASAR 31 MESES…


Así es, tuvieron que pasar poco más de dos años y medio para que Gimnasia volviera a ganar como visitante. Por la 10º fecha, el Albo venció fuera de casa a Chaco For Ever 1 a 0, con gol de Martín Chiaraviglio.

Para Gimnasia y Tiro no es una victoria más, vale un "campeonato", es que la pesada mochila sobre la espalda del plantel "albo", al no poder ganar de visitante desde hacía dos años y siete meses, que se sentía y mucho. Y el gol de Martín Chiaraviglio tiene un doble valor en todo sentido, porque sirvió para cortar un maleficio que venía sufriendo los hinchas de la Vicente López. A esto hay que agregarle que el DT Ignacio García Bes se la jugó y puso en cancha a muchos chicos de las inferiores, por esa razón, los tres puntos tienen un gusto especial para todos.

En los primeros minutos, Chaco For Ever salió a presionarlo a gimnasia, con la movilidad de Juan Carlos Escalante, el chiquitito que se le escapó a un Néstor Benítez con mucho oficio y poco físico. Albarenga se adueñó del medio y logró que su equipo ahogara al "albo" en los primeros minutos.

Pero Gimnasia y Tiro es un equipo de buen toque, al que no se le puede regalar nada. El desconcierto de Ricardo Verón y algún error de Romero se convirtieron en chances concretas para el desborde de Pablo Rodríguez, la gambeta de Juan Carlos Cartello o el remate franco de Pablo Ríos.
Lo más peligroso fue Martín Chiaraviglio, quien leyó bien esa defensa mal parada y puso dos pases cruzados con buen destino. Pero las cuatro jugadas tuvieron un aguafiestas: Mauro Zachozy, figura de For Ever con notable seguridad, bien ubicado y anticipándose con justeza.

Como Enzo Pittau no entró en juego, a Gimnasia se le hizo más fácil controlar la subida por izquierda.

La reprimenda de Pegoraro al diez "albinegro" tuvo efecto inmediato: Pittau se sacó la marca, desbordó y generó la más clara del partido. Más tarde, una gran acción colectiva, arrancando desde Albarenga, pasando por Escalante y Escobar, terminó con Pittau sólo frente al arquero, pero le pegó tan mal que la pelota se fue a una cuadra del arco. Gimnasia se apegó al libreto 4-4-1-1. Y Ríos siguió a la pesca, pero Zachozy agarró todas.

En el segundo tiempo Balmaceda ingresó por Pittau, y For Ever cambió la cara desde el arranque. El misionero se perdió la apertura cara a cara con Comune. Sus centros buscando a Escalante, o la subida de González, generó que Gimnasia se refugie en el fondo para frenar los embates.
Y Gimnasia, en dos jugadas, terminó la historia, en la primera de ellas, José Cintioni desbordó, tiró el centro y cuando la pelota se metía, Vera la sacó sobre la línea. A los 31', Juan Carlos Cartello lanzó un tiro libre perfecto al medio del área, Chiaraviglio saltó más que nadie y clavó la pelota al ángulo.

El "albo" después defendió la victoria lejos de Comune, y se llevó los tres puntos de Chaco, como para comenzar a cambiar la historia, esa que le es nefasta desde hace mucho tiempo.

LO BUENO…

El trabajo realizado en forma
inteligente por todo Gimnasia
y Tiro, que en el primer tiempo
pudo haber goleado. Después
defendió el gol como se esos
tres puntos valieran el torneo.

LO MALO…
El ingreso de un hincha de
For Ever cuando se jugaba
el primer tiempo, quien fue
a increpar e insultar al
arquero Jorge Comune. Una
situación que no debería
haber pasado.

"Esto vale un título"
ignacio García Bes no ocultó su felicidad y de ser el entrenador que quedará en la historia de Gimnasia y Tiro, por haber sido él, junto al plantel que eligió para ir a Chaco, haber cortado una racha adversa de dos años y siete meses sin victorias fuera del Gigante del Norte. "Esto vale un campeonato, sin dudas, es así, porque quebrar esta racha será importante en el futuro de Gimnasia", le dijo a El Tribuno, en un vestuario que, por primera vez y desde hace mucho tiempo, la música comandaba la felicidad de todos.
"Esto se lo quiero dedicar a Miguel Rodríguez, un gran entrenador, que si bien esta temporada no le salieron bien las cosas, para mí es un gran entrenador, un tipo del cual aprendí mucho. El también es parte de esta victoria", indicó García Bes, antes de subirse al colectivo que trasladó al plantel "albo" hacia nuestra provincia.

El nuevo DT Víctor Riggio no estuvo en Chaco, pero en varias oportunidades se comunicó vía celular con "Nacho". "Hablamos antes del partido y nos deseo éxitos. El sabe que encontrará un plantel predispuesto al trabajo, por eso mi agradecimiento también es hacia los jugadores que se quedaron en Salta. Ellos me apoyaron en la decisión que tomé de traer este plantel a Chaco, trabajaron igual que siempre y ninguno hizo mala cara o gestos de disconformidad. Tampoco me quiero olvidar de los hinchas, de eso que vinieron hasta acá y le pudimos dar una alegría, y a aquellos que siempre están en la bandeja de la Leguizamón o en la Virrey Toledo que sufre como lo hacemos nosotros cuando las cosas no lo salen. A ellos le digo que, a partir de ahora, las cosas van a cambiar. Hoy, en Chaco, dimos el primer paso", espetó García Bes.
El técnico interino no quiso dejar de lado a los que viajaron. "Los muchachos hicieron un gran partido, si el primer tiempo terminaba en goleada no debía sorprender, después conseguimos el gol y lo defendimos bien".

POR CARLOS ALLOU –El Tribuno-